El cuero y el acero conforman el alma de las colecciones de JOVER + VALLS.

La calidad no se puede ver comprometida cuando se diseñan y fabrican exclusivos y duraderos muebles a medida. Sencillez, comodidad, exclusividad, innovación y artesanía son valores de marca continuamente presentes al seleccionar los materiales.

Las piezas de interiorismo de JOVER + VALLS combinan metal y cuero de tal manera que garantizan durabilidad y resistencia, manteniendo la apariencia original de sus componentes.

Con el objetivo de crear muebles personalizados, los clientes pueden elegir los acabados del metal, así como calidades y colores de cuero para crear piezas que complementen la decoración de su hogar.

Cuero

JOVER + VALLS utiliza cueros de curtición vegetal en diferentes colores que se adaptan a DIFERENTES gustos y necesidades.

Todas las pieles, de un grosor mínimo de 3,5mm, se seleccionan cuidadosamente y provienen de la parte del grupón del animal, lo que permite piezas más grandes y uniformidad en el acabado.

Estas pieles bovinas son de ganado europeo criado en la naturaleza. A pesar de la cuidadosa selección, es posible encontrar en el cuero ciertas marcas naturales resultado del contacto con otros animales, la edad, origen y características de la piel, o incluso la temporada en que se realiza el curtido. Una serie de factores que agregan autenticidad y singularidad a cada pieza.

El proceso de curtido vegetal es un tratamiento tradicional, artesanal y respetuoso con el medio ambiente. Este proceso se lleva a cabo en tambores de madera en los que las pieles se mezclan con taninos naturales que se obtienen a partir de cortezas de pino.

Este método mantiene la estructura y la elasticidad de la piel proporcionando una comodidad extrema; y los taninos naturales conciben un color único que cambia ligeramente con el paso del tiempo y el efecto de la luz natural.

La calidad del cuero y el curtido artesanal otorgan a la piel una protección natural pero, a no ser que se prefiera que la pieza desarrolle un efecto usado, JOVER + VALLS recomienda usar ceras naturales para mejorar la conservación y mantener la elasticidad.

Metales

JOVER + VALLS selecciona metales fuertes pero maleables para diseñar piezas innovadoras.

Acero

El acero utilizado en JOVER + VALLS tiene una pequeña proporción de carbono, lo que permite resistencia, dureza y ductilidad. Todas estas cualidades permiten una soldabilidad perfecta y proporcionan durabilidad y firmeza.

El proceso de elaboración de las estructuras de acero es tan tradicional como el curtido de las pieles.

Los procesos de soldadura TIG y MIG utilizados por JOVER + VALLS, aunque más complejos, proporcionan superficies lisas y pulidas con mejores estándares de calidad y estética.

Después de fusionar los diferentes elementos en sus formas deseadas, cada pieza pasa por un delicado proceso de electrólisis y cromado manual, que le da su acabado metálico final y único.

El proceso de cromado comienza con el lijado y pulido del metal para eliminar cualquier porosidad del acero. Además de proporcionar suavidad a la superficie, ayuda en la fijación y uniformidad del acabado metálico. La alta calidad se puede evaluar comprobando las juntas y el acabado de la soldadura.

Una vez pulida la pieza, es necesario sumergirla en un recipiente de limpieza para eliminar cualquier rastro de grasa mediante corriente eléctrica. Después de un baño inicial en níquel, la estructura metálica pasa por una sucesión de recipientes de fijación y lavado para neutralizar el proceso químico llevado a cabo sobre el metal.

El último paso consiste en una técnica manual para lograr un acabado metálico uniforme de 5 micras en toda la superficie. Los tres diferentes acabados metálicos de JOVER + VALLS son latón, plata vieja y negro humo.

El meticuloso proceso que transforma las varillas de acero en la estructura metálica final refleja la atención y el cuidado prestado a cada pieza.